Última hora

El Císter celebra los 50 años de su presencia en Benaguasil y los 750 de la fundación del Monasterio


En el año  1965 se ubicaba en Benaguasil el Monasterio Cisterciense de Santa María Gratia Dei, después de que la riada de Valencia lo deteriorara y se hiciera necesario su traslado. Desde entonces han pasado 50 años y para conmemorarlo se ha celebrado en el Monasterio una Eucaristía de acción de gracias presidida por el cardenal arzobispo de Valencia, monseñor Antonio Cañizares. Junto a él muchos fueron los sacerdotes que concelebraron la misa, como el párroco de Benaguasil, Salvador Cebolla, sacerdotes hijos de Benaguasil, como Jesús Cervera, Miguel Ángel Bondía, Antonio Benlloch o Jose Vicente Castillo; y otros como Valentin y Joan Carles qué durante muchos años estuvieron de vicarios en la localidad. También estuvieron sacerdotes de otras parroquias así como monjes de monasterios trapenses, como el de San Pedro de Cardeña, en Burgos.

En el acto de conmemoración estuvieron también el concejal Pedro Peris y el alcalde J.Joaquín Segarra, quien tras finalizar la misa quiso hacer público el agradecimiento del pueblo de Benaguasil a la orden del Císter, haciéndole entrega a la madre abadesa, Encarnación Lluch, de un pergamino en reconocimiento a la labor de las Hermanas que habitan el Monasterio y qué son un ejemplo de humildad, bondad y ayuda a los necesitados.

En el acto también se celebraron los 750 años de la fundación del monasterio, qué fue fundado en Valencia en la zona de la Zaidia  el año 1265 por Teresa Gil de Vidaure, tercera mujer de Jaime I el Conquistador, las restos mortales de la cual reposan en el monasterio de Benaguasil.

Actualmente este Monasterio es un espacio de oración y silencio qué cuenta con diez religiosas, con edades entre los 42 y 90 años, las cuales además de dedicarse a la vida contemplativa hacen también mermeladas, cremas, rosarios, iconos y varias manualidades.

Además de las dependencias de la comunidad religiosa, el monasterio cuenta también con una casa de acogida con cinco habitaciones completas, sala de lectura, comedor, cocina y  una pinada para los que desean pasar unos días de retiro. Igualmente, la orden cisterciense cuenta en Benaguasil con la “Masía de Zampa”, que acoge a grupos más amplios para campamentos o convivencias.

Translate »