Última hora

La procesión y el reparto de blaietas cierra los actos en honor a San Blas


La solemne procesión vespertina del día 3 de febrero puso el punto y final a los actos conmemorativos de la festividad de Sant Blas. A las siete de la tarde se ofició la misa y a continuación comenzó la procesión, una celebración que se celebra por las calles de la localidad aunando creencia y tradición.

En entrar el Santo a la iglesia éste fue recibido por la multitud de personas que abarrotaron el templo entonando los gozos en su honor. Posteriormente se repartieron los panes típicos conocidos como “blaietes”, obsequio del Ayuntamiento.

Durante todo la jornada, los vecinos pudieron acudir a la iglesia para pasarle el pañuelo a San Blas, santo protector de los males de garganta y al que se tiene gran devoción en la localidad.

 

Translate »